Un Club De Bandera

Un Club De Bandera

Como todas las cosas que merecen la pena, la consecución de la Bandera Azul para el Puerto Deportivo de Camariñas ha conllevado una importante carga de trabajo, esfuerzo y dedicación. El impulso para realizar este trabajo, como el desarrollado en otros ámbitos y parcelas de la entidad, no ha sido otro que el cariño que siento ya de antiguo por este pequeño Club y el compromiso de esfuerzo y sacrificio que adquirí cuando asumí la presidencia del mismo.

Como tuve oportunidad de confrontar recientemente en la localidad de Foz, con motivo de la entrega de las banderas azules, el Puerto Deportivo de Camariñas es el más pequeño de todos los puertos deportivos de Galicia. De los 122 puertos pertenecientes al ente público Portos de Galicia, solamente 17 han adquirido este galardón. Seguramente la mayor parte de esos 17 nombres están en la mente de todos: A Coruña, Sada, Vigo, Bayona, Portonovo, Sanxenxo, Combarro, O Grove, etc.

Es evidente que, de entre el elenco de puertos gallegos, incluyendo a los que no han obtenido este distintivo, que son la inmensa mayoría, el de Camariñas no es un puerto que destaque por el nivel de sus instalaciones e infraestructuras. Nuestra capacidad financiera tampoco es precisamente destacable. Esta carencia de recursos, pues, ha habido que suplirla con muchas ganas, algo de imaginación y una fuerte convicción. Cuando le pedimos a Portos de Galicia que nos ayudara a prepararnos para la Bandera Azul, creo que advirtieron las enormes ganas que poníamos en el empeño y que, precisamente por ello, su ayuda no sería estéril.

El Club Náutico de Camariñas consigue para el puerto deportivo la primera Bandera Azul de la historia de Camariñas.

El pasado viernes, 22 de junio, quedó instalado en nuestro Club el cartel oficial que nos reconoce como puerto con Bandera Azul. Más o menos a la misma hora, éste que les escribe recibía de manos del Presidente de la Xunta de Galicia la Bandera Azul que ondeará dentro de muy poco en lo más alto de nuestro mástil principal. A lo largo de todo el acto tuve la oportunidad de divulgar entre los asistentes las excelencias turísticas de Camariñas y la especial belleza de sus playas, creo que todavía grandes desconocidas para el común de la población, y sin duda alguna futuras candidatas a obtener también este reconocido distintivo.

Una vez izada la Bandera Azul, que presidirá nuestro Puerto durante los próximos 12 meses, será el momento de ponerse nuevamente a trabajar con el objetivo de que este distintivo, más allá del año para el que fue concedido, lo podamos renovar año tras año y ondee de forma permanente como señal de bienvenida y presagio de la buena acogida que dispensaremos a todos nuestros navegantes y visitantes en general. Para todos, mi saludo más afectuoso.

Compartir enShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0